Vallmoll

Escola Mare de Déu del Roser.
Alt Camp (Tarragona)
1.702 habitantes

Relato de los hechos que nos ha enviado un votante:

«El 1 de octubre de 2017 en Vallmoll fue un reto para el colectivo independentista del pueblo. Cabe recordar que tenemos un alcalde no independentista (PSOE) y que lleva en la alcaldía más de 30 años. Por lo tanto, se cree que el pueblo es suyo y que todo se hace según su voluntad.

Es por eso que el colectivo independentista vallmollense nos agrupamos en un grupo llamado «República i Llibertat» y que los días previos a la celebración del referéndum del 1 de octubre hicimos manifestaciones para reclamar el derecho a voto en este referéndum que condicionaría el futuro político de nuestro país (Catalunya). Es por eso pues, que por ejemplo el día de la Diada Nacional de Catalunya del 2017 nos plantamos ante el acto oficial propuesto por el ayuntamiento (como el lector se puede imaginar, era una pantomima) y pedimos formalmente -y con manifestación incluida- que se pudiese votar, ante la negativa flagrante del consistorio.

Inicialmente la gente especulaba si se podría votar… y si se podía, ¿dónde? Muchos creíamos que al final no se votaría porque sinceramente, las opiniones eran muy distintas. Desde el ayuntamiento se decía que no, un no rotundo: entonces pensábamos que se votaría en el consultorio médico, ya que son instalaciones que dependen del Departament de Salut, ergo de la Generalitat de Catalunya.

Finalmente y con permanencia del colectivo «República i Llibertat «, conseguimos que fuese la Escola Mare de Déu del Roser el centro de votación… pero aún faltaba acabar de tocar las narices desde el ayuntamiento y nos dejaron como centro de votación el barracón de la escuela.

Llegamos al día 30 de setiembre; como en toda Catalunya, pasamos la noche allí para defender nuestro punto de votación y a la mañana siguiente, día 1 de octubre, a la hora estipulada, se constituyó la mesa y pudimos iniciar la votación a pesar de los problemas informáticos de aquel día.

El día fue de carácter festivo, todos los actos lúdicos se concentraron delante del pequeño patio de arena que hay delante del barracón y estuvimos muy atentos a las noticias que llegaban de todas partes de Catalunya a causa de las bestialidades policiales por parte de policías invasores reprimiendo a la colonia que representamos para ellos.

Es por eso que construimos una especie de barricada con mesas y sillas para dificultar el paso de las fuerzas de ocupación. Teníamos miedo, por la proximidad que tenemos con Tarragona, a que viniesen a hacernos daño y a quitar-nos la urna (y de esta manera nuestros votos; hay que entender que solo había un punto de entrada y salida y seguramente nos los hubiesen quitado con facilidad si se hubiesen personado). Pero también sabíamos que la determinación de todo un pueblo levantado no se podía parar.

Esta sensación de alegría (porque votábamos a pesar de las negativas rotundas del ayuntamiento y de su alcaldía), de miedo (por no sufrir la misma suerte desgraciadamente que los pueblos vecinos) y de valentía (porque veíamos – y vemos – que somos un país imparable) estuvieron presentes durante todo el día, pero especialmente por la mañana

Por la tarde la cosa se calmó porque los actos perpetrados por las fuerzas de ocupación cesaron en toda Catalunya y estuvimos jugando a juegos de mesa. El ambiente era distendido.

La gente durante todo el día votó sin ningún incidente. Cabe remarcar que algún vecino se presentó con banderas españolas y no pasó absolutamente nada; simplemente se le dejó que votase y no se hizo ninguna especie de acción en contra. Todo el mundo tenía derecho a votar y ellos no eran menos. Eso sí, las personas mayores pasaban delante para evitar que estuviesen mucho tiempo de pie , y la gente lo entendía.

Finalmente, después de todo el día, y sin ninguna ayuda por parte del ayuntamiento, como si no existiésemos (estábamos abandonados a nuestra suerte), a las 20;21h se dieron los resultados. NO NOS LO CREÍAMOS. El pequeño colectivo independentista, que supuestamente somos en este pueblo, ganamos de manera abrumadora.

Tenemos que conseguirlo, sea como sea; tenemos el mandato que representa el 1 de octubre del 2017, no lo dejemos pasar. Cuando vamos todos a una, somos realmente imparables. Tenemos que conseguirlo sea como sea.

¡Viva Catalunya Libre! ¡Viva la República Catalana!»

 

Se dan los resultados.